Historias reales de polvos de nuestras escorts Barcelona

mayo 7, 2019

Quién no ha tenido sexo en uno de esos lugares donde se puede ser sorprendido, como un baño, un estacionamiento o la casa de alguien. Aquí cinco historias reales de polvos calientes de nuestras escorts Barcelona

En la fiesta privada de un cliente

Imagen relacionada

“Un cliente llamó a Elegance Angels para que yo y unas amigas escorts barcelona fueramos a una fiesta privada que hacía en su casa.”, nos cuenta Meli.

“Salimos de la piscina y nos fuimos a su habitación. Ya habíamos hecho precalentamiento en el agua… así que entramos y sin ninguna vergüenza, hicimos el amor con todos los inviyados dando vueltas. Claro que lo hicimos calladitos… todavía me acuerdo de los sustos cuando sentíamos los pasos cerca de la puerta”.

En las rocas de la playa

Resultado de imagen de CDLC

La protagonista es Nicky y cuenta que “esto fue en verano, fuimos con unas amigas al Carpe Diem a un servicio de unos americanos guapos. Luego de beber y bailar, con uno de ellos la cosa comenzó a subir de tono y bueno, fuimos a la playa que está al frente. Entre lo romántico que era estar al lado del mar y la luna, las cosas se fueron dando y dando y bueno, terminamos teniendo sexo en las rocas. Imagínate lo duro que era cuando él estaba encima mío y más encima moviéndose. De todas maneras fue anecdótico y rico, además que inolvidable.

En el escritorio de su Jefe

Resultado de imagen de OFICINA JEFE

Katrina relata algo que pasó con un cliente que era dueño de una empresa. “Subí a su oficina y ahí empezó todo (ajajjaa). Entré a la oficina y lo hicimos sobre su escritorio. La oficina era casi toda de vidrio ¡y pasaban los conserjes alumbrando hacia dentro de la oficina con linternas! Fue pura adrenalina. Luego yo estaba en el baño ahí mismo y llegó su secretaria que venía de un Happy Hour y también tenía llaves… Él tuvo que entretenerla y hacer que entrara a otro baño. Ni me acuerdo con qué mentira. Estuve más de media hora encerrada en un baño. Pero valió la pena porque fue lo máximo. Hasta el día de hoy me acuerdo de él por eso…”.

Ainoa y su historia en un baño

Imagen relacionada

“Me llamaron para que fuera a un evento. Como una de las escorts barcelona estaba enferma me llamaron por si podía reemplazarla. En medio del aperitivo y mientras unos empresarios esperaban para ir a comer. Me escabullí al baño del lugar (era muy grande) y después de hacer pipi empecé a tocarme. De golpe alguien pico a la puerta. Inolvidable(ajajjaa)”.

En un parking

Resultado de imagen de parking centro comercial

Carola nos cuenta que estaba con un cliente en un centro comercial, donde se quedaron haciendo compras hasta tarde. “Fuimos a comer algo y bebimos vino… mucho parece. Cuando fuimos al estacionamiento nos íbamos besuqueando de lo lindo muertos de la risa. No quedaban casi ya coches, pero estaba todo iluminado. Nos subimos al coche y terminamos haciendo sexo. U. ¡Súper calientes! Y además con el miedo a ser vistos…